Inicio » Proyecto » Introducción

Networking



LIFE+ IDARTS

Proyecto Life Idarts

Introducción

Antecedentes

En los años 70, se empezó a tomar conciencia del peligro de los suelos contaminados tras catástrofes como las acaecidas en Love Canal , en el estado de Nueva York (U.S.A), o Lekkerkerk en Holanda, que desencadenaron graves consecuencias ecológicas, sanitarias y económicas para estas comunidades. Tras estos sucesos, los gobiernos han ido desarrollando y adoptando diferentes políticas para gestionar los suelos contaminados de su territorio. En España la legislación vigente al respecto se basa en la ley de residuos y suelos contaminados de 22/2011, de 28 de julio y; el Real Decreto 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo, los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados. En Europa destaca la Directiva sobre residuos 2008/98/CE.

En general, el caso más común en la pérdida de calidad de un suelo es la contaminación del mismo por agentes químicos de origen antrópico, cuyo origen es, por una parte, la falta de cuidado en la manipulación y almacenamiento de los mismos y, por otra, los vertidos accidentales. Uno de los contaminantes más peligrosos para el medio ambiente y la salud es el arsénico.

La Organización Mundial de la Salud advierte sobre la peligrosidad de este metal presente, sobre todo, en aguas destinadas a consumo humano en poblaciones de Argentina, Bangladesh, Chile, China, India, México, Tailandia y Estados Unidos, y con graves efectos sobre la salud. La exposición prolongada a arsénico (concentraciones superiores a 0.01 mg /ml) se relaciona con la aparición de diferentes tipos de canceres (piel y pulmón, entre otros) y enfermedades como diabetes, etc.

En las últimas décadas, el cierre de numerosas minas e industrias de la geografía española, y de toda Europa, ha traído como consecuencia la aparición de un amplio listado de suelos contaminados con incierto futuro sobre su utilización.

En particular, en la región del Principado de Asturias, la problemática es particularmente llamativa por la existencia de multitud de espacios degradados, procedentes tanto de la antigua actividad minera (carbón y minería metálica), como del más o menos reciente desmantelamiento de parte de la industria pesada (química, siderúrgica y metalúrgica). Estos emplazamientos se encuentran en muchas ocasiones cercanos o incluso integrados en el tejido urbano y en otras, aislados pero en ámbitos valiosos desde el punto de vista natural o del desarrollo rural. En este contexto, la contaminación de suelos no es un problema baladí y es tanto más complicado cuando aparece un contaminante de comportamiento geoquímico muy complejo como es el arsénico (habitualmente acompañado de metales pesados), en entornos socio-económicos variados tales como zonas inmersas en procesos de reindustrialización o espacios protegidos.

El proyecto I+DARTS se basa en el carácter demostrativo de tecnologías ya experimentadas (algunas pertenecientes al ámbito de la denominada "green remediation" y por lo tanto con escasas emisiones de CO2 asociadas, e impactos secundarios y/o generación de residuos muy escasos) en tres emplazamiento concretos de la región, cuya elección se ha realizado teniendo en cuenta el catálogo de suelos contaminados del Principado de Asturias (la Ley 10/1998, de 21 de Abril, de Residuos, artículo 27).

Objetivos

Los principales objetivos del I+DARTS son:

- Obtener un "árbol de decisiones" que permita seleccionar entre una variedad de técnicas de recuperación de suelos contaminados por arsénico y otros metales pesados en áreas industriales y mineras. El protocolo se basará en la viabilidad técnica y económica de las mejores técnicas disponibles, permitiendo adaptarlo a cualquier terreno en función de las características, los futuros usos de las tierras y el tipo de contaminante. El "árbol de decisiones" resultante permitirá desarrollar una metodología sostenible para la recuperación, gestión y gobernanza de suelos contaminados, implementándose transversalmente a través de cuatro niveles, local, regional, nacional y Europeo, y en tres ámbito, el voluntario, el político y el legal.

- Este protocolo ("árbol de decisiones") se elaborará basándose en experiencias demostrativas a escala piloto en los tres emplazamientos contaminados seleccionados. En estas áreas, se aplicarán y compararán el uso de tecnologías de recuperación optimizadas para la reducción de impactos secundarios, como la fitorremediación y sus variantes, biorremediación, técnicas electrocinéticas o de lavado de suelos.

- El consorcio del proyecto (Universidad de Oviedo, Gobierno del Principado de Asturias y Sogener) fomentarán la aplicación de estas técnicas de descontaminación innovadoras en el ámbito de estudio (Principado de Asturias, España), contribuyendo a consolidar el conocimiento científico ya existente, demostrando su utilidad y, facilitando la comunicación y difusión del protocolo a otras regiones de la Unión Europea en proceso de reconversión industrial. El proyecto I+DARTS presentará soluciones para mejorar y actualizar las políticas sobre los suelos contaminados.

Prensa

Síguenos en:

Coordina:

  • Proyecto LIFE
  • Universidad de Oviedo

Asociados:

  • Gobierno del Principado de Asturias
  • SOGENER