Inicio » Noticias

Networking



LIFE+ IDARTS

Proyecto Life Idarts

Noticias

Iniciadas las técnicas de fitorremediación en el emplazamiento de Nitrastur

15/10/2013

Desde mayo, en el marco de las acciones B.2 y B.3 del proyecto LIFE I+DARTS, se están aplicando técnicas de fitorremediación para la descontaminación de metales pesados en una parcela piloto en los terrenos de Nitrastur.

La presencia de contaminantes del suelo afecta de manera muy negativa a los ecosistemas. Frente a los métodos tradicionales de descontaminación, la fitorremediación (que consiste en la utilización de plantas acumuladoras de metales pesados para la descontaminación de suelos), despunta como una tecnología alternativa, limpia, rentable e inocua para el medio ambiente. Sin embargo, para que estos programas de descontaminación tengan éxito es esencial una selección adecuada de las especies vegetales a utilizar, favoreciendo el empleo de plantas ya adaptadas a dichas zonas. Si además se trata de especies arbóreas, las ventajas aún son mayores, puesto que la micorrización de sus raíces les permite adaptarse mejor y desarrollarse en suelos empobrecidos generando más biomasa. El objetivo de este apartado, en el marco del proyecto LIFE I+DARTS, es demostrar el comportamiento, en un suelo contaminado, de varias especies vegetales que previamente han sido seleccionadas por su capacidad acumuladora de metales pesados y estudiar su idoneidad para programas de fitorremediación. Para llevar a cabo este trabajo se seleccionó una parcela experimental en Nitrastur de 600 m2 subdividida en 40 subparcelas de 12 m2 cada una. Tras una excavación y homogeneización de la tierra para evitar diferencias de contaminación de unas zonas a otras, se analizó el contenido de metales pesados del suelo y su disponibilidad para la planta. Las plantas que han sido colocadas en las diferentes subparcelas han sido seleccionadas por su capacidad acumuladora de metales y propagadas mediante cultivo "in vitro". Una vez aclimatadas a la temperatura y humedad ambiental en un túnel de niebla, se pasaron al invernadero para su fortalecimiento y para conseguir un buen desarrollo radical. En el caso de las plantas micorrizadas, los hongos se aislaron de esporocarpos recogidos en los terrenos contaminados y tras aislarlos, cultivarlos e identificarlos en el laboratorio se cocultivaron con las plantas para su micorrización. Las especies utilizadas fueron las árboreas: Betula celtiberica (abedul), Salix atrocinerea (sauce ceniciento) y Salix caprea (sauce cabruno) tanto micorrizadas como no micorrizadas y las herbáceas Dittrichia viscosa (olivarda), Melilotus alba (meliloto blanco) y Silene vulgaris (colleja). Esta última se cultivó de semilla directamente en el terreno. También, se utilizará Populus nigra que aún está en periodo de micropropagación. En las diferentes subparcelas (12 m2) se ensayó la densidad de plantación, el efecto de micorrización y de poda. Todas las subparcelas se hicieron por duplicado, dejando entre cada subparcela 2 m de distancia para evitar interferencias entre ellas. En estos momentos se está estudiando el comportamiento de las plantas frente a los contaminantes del suelo, midiendo su crecimiento en longitud y diámetro del tronco así como su actividad fotosintética. El próximo año se plantarán nuevas subparcelas con las especies ya citadas, pero en este caso se añadirá un consorcio bacteriano (procedente de las raíces de los abedules y sauces que crecían espontáneamente en dicha parcela) para estudiar si la actividad bacteriana estimula la acumulación de metales y/o la biomasa de las plantas. Estudiando aspectos relativos a la tolerancia y acumulación de metales conseguiremos un mejor conocimiento de los mecanismos implicados en la adaptación de las plantas, que redundará en una mayor obtención de biomasa y por tanto en una optimización de los programas de fitorremediación.

Imágenes:

 

Prensa

Síguenos en:

Coordina:

  • Proyecto LIFE
  • Universidad de Oviedo

Asociados:

  • Gobierno del Principado de Asturias
  • SOGENER